¡Sin fama o con fama! pero ilegal…

Y si le digo que desde hoy no podrá descargar más su música preferida, cual seria su reacción??? ¡Que locura no! pensar que ya no podrá descargar las canciones del artista que lo inspira o las canciones de aquel grupo musical que le inyecta esa buena energía para realizar sus actividades que se tornan un tanto monótonas  en su día a día ,  y que hay de esa canción que no puede dejar de tararear porque acaba de salir al mercado y  que esta tan pegada que es inevitable resistirse a no agregarla en sus listas de reproducción, que pasaría…

Esas suaves, alocadas y desentonadas voces musicales que muchas veces se encargan de llenarnos de sueños y recuerdos con sus melodías, son muchas de las voces que hoy en día, están alzándose para  revelarse en contra  de que nosotros sus fans estemos apoyándolos de forma inapropiada, descargando por medios ilegales su discográfica.

“Pero que hay de malo en eso los estamos apoyando, sino descargamos su música yo no los escucharía ni  recomendaría  sus canciones a mis amigos, no porque canten mal sino porque como, ¿como lo haría? Sino los escucharía nada más en la radio y ahí a veces es bien aburrido porque ponen lo que ellos desean programar  e incluso hasta las mismas emisoras viven porque descargan lo que ponen al aire. Tendríamos  que  comprar su CDs y la verdad por mas que me gusten,  darme esos  lujos hoy sale caro, no cree…” Responde un amigo al interrogarlo sobre la descarga de música ilegal, planteando este tema con otra amiga mas y en forma de broma contesta “Si hoy fuese el ultimo día de descargas, ¡mmm…! La red se saturaría seguramente, todos querrían bajar las canciones que aun les falta tener y quizá una que otra que no quisieron antes se colaría para ser descargada. La verdad es que muchos pensamos en el porque les incomoda tanto a las productores y artistas que hagamos eso, si a la larga siempre viven rodeados de lujos y  dizque glamour, borrachos y despilfarrando el dinero en tonteras, en que les afecta, si la fama que ellos mantienen en parte es por esto, contentos deberían de estar por que hacemos todo lo posible por conseguir  sus canciones, hasta violamos la ley ese si es amor y fanatismo” Agrega entre carcajadas.

Al escuchar a  mis amigos hablar sobre el tema, muchas ideas se vinieron a la cabeza, entre ellas la primera fue, que el tema es relativo y en materia de comercio pudiese ser igual, las perdidas podrían ser cuantiosas, para la industria sin fama ilegal o para la fama a costa del cobro de  la ilegalidad en la red. Ellos exponen  un punto en común y es acerca de la promoción que logran gracias al hecho, pero que hay de la gente que trabaja detrás de estos grandes artistas, desde el manager que no se ve tan afectado mas que por el estrés  de la fama de su  estrella hasta el vendedor de la tienda de discos que necesita de este trabajo porque necesita pagar sus cuentas. Una persona común y corriente como nosotros que no necesita de su fama sino de la de otros y de  su discográfica legalmente transmitida para mantenerse por lo menos los próximos 30 días del mes, alguien que renta, que paga sus estudios, que tiene un bebe en casa y  que posiblemente no encontró otro trabajo mas que este para sostenerse. Pero mas allá de esto también están  los menos famosos, los artistas nacionales, los que inician su carrera, los que invierten en sus sueños por que creen en que tienen algo mas que entregar al mundo que no sea  simplemente violencia, destrucción o un cruzado de brazos , los que desean hacer la vida de otros mas amena con sonidos envolventes, emprendedores con voces de inspiración, aquellos que se paran en un escenario a costa de las criticas que usted y yo muchas veces hacemos en su contra por que su música no nos agrada, aunque otros no compartan estas ideas y si los apoyen, por que creemos que son muy inferiores para lograr un nivel de fama elevado, como la de Lady Gaga, U2 o Rihana. Y si hoy por casualidad me propusiera desarrollar una campaña publicitaria para disminuir esta practica, me enfocaría seguramente en esto: “Piensa en ti pero no a costa de los demás”, reconociendo no solo el trabajo de aquel que es grande en el escenario sino también detrás de el, porque mas de alguna vez nosotros podríamos estar en las mismas condiciones, construyendo nuestros sueños detrás de otros y por delante de la oposición de los demás.

Relatividad es la palabra con la que puedo describir esto, mientras disfrutamos del fácil acceso que Internet nos permite para disfrutar de la música de nuestros artistas favoritos, ahora mismo, otros están luchando por que estos hechos disminuyan. Corregir estas prácticas en la actualidad sin lugar a dudas dejara costos para la industria musical ya sea que se siga contemplando esta práctica o que se cancele. ¡Juzgue usted!

Éxitos y bendiciones…

Una respuesta

  1. Me encato el enfoque del post y definitivamente que es un tema muy complejo cuando lo vemos desde la optica de la realidad en nuestro pais. Buen Post Fabiola!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: